Todo Sobre Los Relojes

  El Reloj
  El Reloj Antiguo
  El Valor Del Reloj

[Adidas] [Casio] [Fila] [Jeep] [Nike] [Polar] [Seiko] [Suunto] [Timex]

El reloj de coleccion como comprar un reloj de segunda mano precios y marcas de relojes...

A muchas personas los relojes les resultan fascinantes. Otras poseen un viejo reloj de la familia y sienten la curiosidad de saber algo más de él. Hay veces, además, que tasadores de relojes, comerciantes o coleccionistas de relojes se encuentran en situaciones en las que les resultaría útil saber reconocer y valorar un reloj antiguo.

 Sea cual sea el grado y la intensidad de vuestro interés por los relojes, la presente obra debería servir para abriros los ojos, y también la mente, al milagro representado por estas minúsculas máquinas. Juntos examinaremos la dedicación y el trabajo de los hombres que se han dedicado a construir estos medidores del tiempo portátiles. Su éxito queda demostrado por la absoluta confianza que tenemos hoy día en la precisión de los relojes actuales. Y esa precisión que en nuestros días se puede adquirir por unos cuantos euros ha sido conseguida por generaciones y generaciones de relojeros que dedicaron sus vidas a hacer que los relojes fuesen cada vez más precisos y que estuviesen al alcance de todos.

El tratamiento de este argumento, que estará subdividido en cuatro períodos de tiempo de cien años cada uno, más otro dedicado a la primera mitad del siglo XX, se realizará de manera cronológica. De cada siglo analizaremos los acontecimientos que influyeron en la medición del tiempo y en el desarrollo de los relojes, incluidos hechos como la revolución industrial, la expansión de las redes ferroviarias e incluso los accidentes ferroviarios más relevantes. Nos centraremos tanto en los relojes para colgar como en los de bolsillo, ya que, de hecho, los primeros modelos se colgaban del cuello o de la cintura.

 

Los relojes para pantalón sólo aparecieron después de 1625, mientras que los de chaleco lo hicieron en 1675. El objetivo de esta obra es ayudaros a identificar y valorar un reloj. En lugar de comentar cada parte del movimiento, hemos preferido profundizar en las partes del reloj que os permitirán identificar el escape, su país de origen, la tipología y el estilo de la caja, además de los materiales y los métodos utilizados para decorarlo. El hecho de conseguir asociar estos elementos a los acontecimientos que se produjeron en el mundo en la época en que apareció un determinado reloj suele facilitar su memorización.

El siglo XVIII incluye una sección sobre algunos de los personajes que tuvieron un importante papel en la historia de la relojería. Por su parte, el capítulo sobre el siglo XIX no sólo ofrece un resumen de la creación y los inicios de las empresas relojeras americanas, sino también algunos números de serie que os ayudarán a fechar aproximadamente esos relojes. Además, se tratan otras cuestiones como los metales y las rúbricas de los fabricantes.

Cada período irá acompañado de numerosas fotografías de relojes —con sus respectivos precios— correspondientes a distintos niveles del mercado. Para situar el desarrollo del reloj de bolsillo en una perspectiva histórica, se incluye también una Síntesis Histórica de cada siglo.

Una obra como ésta os abrirá nuevas perspectivas sobre el fascinante mundo de los relojes, minúsculas máquinas nacidas como ornamento y capricho para ricos, pero que hoy se han convertido en accesorios funcionales de los que ya no podemos prescindir.

¿ Cuál es su valor ?

Entre precio y valor puede haber una notable diferencia. El precio es subjetivo. Si tenéis intención de vender un objeto, podéis ponerle el precio que consideréis conveniente, pero eso no significa que el precio que hayáis decidido se corresponda con su valor real. De hecho, el objeto podría tener un valor muy superior o muy inferior al precio elegido. Las cosas se complican aún más por el hecho de que el valor tiene naturaleza efímera. Un objeto considerado valioso en una determinada época podría no serlo en otras. Por ejemplo, hacia mediados del siglo XIX el pelo valía el triple que la plata.

Hacia finales de ese mismo siglo, el aluminio se cotizaba más que el oro y las joyas más valiosas solían incluir ambos metales. Un hombre de cierta comodidad económica hacía gala de su riqueza recubriendo las paredes del recibidor de su casa con paneles de aluminio repujado. En cambio, en la actualidad, los peluqueros tiran cada día a la basura montañas de pelo, mientras que la gran mayoría de ollas y cazuelas de la cocina es de aluminio. ¿Qué ha determinado la devaluación de estos artículos? La oferta y la demanda. Hoy, para las pelucas, el pelo de las muñecas y las extensiones se utilizan fibras sintéticas. Por otro lado, es mucho más fácil extraer y elaborar el aluminio.

Los precios de los artículos que iremos presentando en estas páginas han sido asignados por sus propietarios o bien se han obtenido en una subasta. En algunos casos los propietarios son coleccionistas, en otros, comerciantes. Muchos ejemplos nos los han proporcionado revendedores que venden sólo por Internet. Otros relojes han sido fotografiados con ocasión de eventos oficiales y hemos reflejado el precio al que un participante le vendió el artículo a otro. Si buscáis un precio de referencia fiable para un determinado reloj, es poco aconsejable consultar un libro pensando que se podrá encontrar una pieza idéntica para utilizarla como referencia. Para poder comparar con garantías dos relojes, éstos tienen que tener las mismas dimensiones, cajas fabricadas con los mismos materiales y en el mismo estilo, idéntico número de gemas y ser del mismo fabricante o de otro que goce de idéntica reputación; además, el movimiento debe tener el mismo tipo de escape.

Incluso aunque el reloj en cuestión sea el mismo, no consideréis automáticamente que su precio es igual a su valor; antes debéis compararlo con los precios de otros relojes del mismo nivel de mercado.

Muchos revendedores de relojes que trabajan por Internet no tienen un punto de venta al detalle, ni gastos de personal, de publicidad, de primas de seguros o de alquiler de locales. Por tanto, sus precios podrían estar más cerca de los que ofrecen los vendedores al mayor o quienes se dedican al mercado de segunda mano. Es obvio que, en este caso, no tendréis la posibilidad de ver y tocar físicamente la pieza antes de comprarla, aunque puede suceder que algún revendedor os mande el reloj para que podáis verlo antes de adquirirlo.

Las Casas De Subastas venden mucho tanto a coleccionistas como a comerciantes y privados. Con frecuencia, los coleccionistas y los privados pagarán más que los comerciantes, pero en el caso de estos últimos hay que tener en cuenta el margen de recargo. Comparando artículos parecidos procedentes de casas de subastas distintas, o

de diferentes subastas realizadas por la misma casa, podréis determinar de manera bastante sencilla un valor de referencia.

En el caso de las tiendas de antigüedades especializadas en relojes es posible que los precios sean un poco más altos, pero en estos establecimientos no sólo dispondréis de la ventaja de poder ver y tocar el objeto, sino también de un cómodo punto de referencia para posibles reparaciones. Sólo vosotros, o vuestros clientes, podéis decidir a qué tipo de mercado queréis dirigiros.

El Reloj De Coleccion, como comprar un reloj de segunda mano, precios y marcas de relojes!

El reloj de coleccion como comprar un reloj de segunda mano precios y marcas de relojes

 
 

Relojes Especiales

El Reloj
El Reloj Antiguo
El Valor Del Reloj

  Relojes | Colección

   Omega
   Jaeger Lecoultre
   Longines
   Corum
   Rolex

  Otros Relojes

Relojes Mecanicos
Relojes Automaticos
Relojes De Cuerda
   Marcas
   Catálogos Relojes
   Revistas Relojes

Catalogos Relojes

 

 

MARCAS DE RELOJES SELECCIONE LA INICIAL DEL RELOJ A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z